Los analistas de Barclays opinan que el reto para los inversores el año que viene seguirá siendo el mismo, intentar luchar contra la falta de rentabilidad de la mayor parte de la clase de activos.
 
En un informe en el que repasan el contexto en el que se moverán los mercados el año que viene, los expertos explicaban que “aunque los riesgos han disminuido de alguna manera, es cierto que las primas pagadas por algunos activos durante la segunda parte de este año han rebotado”.

En su opinión, “las rentabilidades de las carteras en 2016 van a suponer un lastre, aunque las divergencias económicas, políticas y la dinámicas de los distintos sectores unidas a algunas valoraciones disparatadas podrían proporcionar algunas oportunidades a los inversores para generar alpha en sus portfolios”, explican.

Rentabilidad activos


Estas son las ideas de trading que proponen en la firma británica:
- Treasuries a 10 y 30 años: Explican que hay posibilidades de que la FED suba los tipos de interés en la reunión del próximo mes de diciembre. Apuntan que “la curva no se ha aplanado tanto como debería, debido a la revisión de las expectativas de subida de tipos. Hay posibilidades de que el bono de 10 años se ajuste a un mayor riesgo, mientras que los bonos con mayor vencimiento deberían adaptarse a las posibilidades de un modesto crecimiento y una inflación más baja.

- Largos en renta variable europea vs renta variable americana (cubriendo divisa): Explican que desde junio de 2014, el EURUSD se ha devaluado un 27%, mientras que el Stoxx 50 sólo ha subido un 7%. “Al contrario que los QE de la FED y el Banco de Japón, la expansión cuantitativa del BCE no ha generado fuertes ganancias para la bolsa europea”, dicen los analistas. Por eso creen que la renta variable del viejo continente tiene mucho potencial alcista, sobre todo con los síntomas de recuperación. Además, recuerdan que en periodos de subidas de tipos, la bolsa americana normalmente lo ha hecho peor. “La bolsa europea ha cotizado normalmente con descuentos de entre 1 y 3 veces. En estos momentos está en 2,5 veces, lo que implica que está mucho más barata, con un mayor apoyo monetario y más potencial”, apuntan.

- Cortos en oro: En la entidad esperan más caídas del oro el año que viene, sobre todo porque se trata de un activo muy sensible a los tipos. De hecho, esperan que termine el ejercicio en 1.030 dólares la onza.

oro Barclays

- Largos en USDBRL: Los analistas creen que es muy difícil que el gobierno consiga completar los objetivos de ajuste fiscal que se han propuesto para este año y el que viene, sobre todo por los problemas que va a tener el ejecutivo para sacar sus propuestas adelante. La divisa también va a seguir sintiendo la debilidad de su economía y los mayores tipos de interés.

- Largos en algunos bonos de compañías energéticas, eso sí, siendo muy selectivos. Creen en la entidad que algunos de estos activos van a ser mucho más atractivos que las acciones de las mismas empresas. Una de sus apuestas es ponerse largos en bonos de la petrolera brasileña, Petrobrás, con vencimientos entre 2018 y 2021. Creen que “aunque los fundamentales son débiles, el apoyo del estado seguirá siendo firme”. Además, la rentabilidad de los bonos de la compañía es una de las más altas en el entorno emergente.

- Cortos en EURUSD: Los expertos creen que la divisa europea se va a continuar debilitando por la divergencia entre la política económica de Estados Unidos y de Europa.

euro y bce

- Cortos en AUDUSD: Recuerdan en la entidad que la debilidad de la economía china, la caída de los precios de las materias primas y la depreciación del yuan son muy negativos para Australia. “Hay riesgos adicionales de mayor expansión del Banco de Australia”. Por eso creen que el dólar australiano podría caer un 10% adicional hasta el año que viene.

- Largos en crédito con grado de inversión en Estados Unidos. Explican que “los spreads se han expandido en 160 puntos básicos y que, además, el número de emisiones han aumentado”. Este tipo de bonos, además, no tienen mucha exposición al sector de la energía.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: 
BofA Merrill Lynch recomienda estar alcista en Europa