La bolsa estadounidense ha comenzado la semana subiendo, algo que Pedro del Pozo, asesor financiero de BNP Paribas Fortis, dice que “no deja de ser muy positivo”. El verde del parqué estadounidense es debido a que “los datos de ingresos y gastos han sido flojos, pero los buenos resultados empresariales y el buen ambiente por la mejora de la situación de Grecia, han animado la cotización”.

Con respecto a los datos que se publicarán de ISM manufacturero, el experto dice que “se espera que salga en el entorno de los 58, aunque algo más bajo que el anterior”. Aún así, este dato es “muy positivo, ya que indica un 5,4% de crecimiento de la economía internacional”. Además, del Pozo adelanta que para el ISM de servicios se espera una subida “más moderada pero que supondrá1,5% de crecimiento de la economía norteamericana”.

Los niveles técnicos de los principales índices estadounidenses que manejan en BNP Paribas Fortis con “para el Dow Jones fijamos el soporte en los 10.185 puntos y la resistencia en los 10.430”. En el caso del “S&P 500 el soporte estaría en lo s1.080 puntos y la resistencia en los 1.113-1.115, de ahí nos iríamos a los 1.130 puntos”. Del Pozo recuerda que “para superar estas resistencias, habrá que estar muy pendientes a los datos macro que son los que ahora mismo están moviendo el mercado”.

La compañía aseguradora británica Prudential ha alcanzado un acuerdo para la adquisición de AIA Group, la filial asiática de American International Group (AIG), por 35.500 millones de en efectivo y acciones. Esto supone la mayor operación a nivel privado en el sector y algo “positivo, para Prudenecial porque se hará con una situación líder en 7 países y porque la forma de adquisición en efectivo y acciones”, dice del Pozo, aún así, desde BNP Paribas Fortis reconocen que “estamos infraponderados en el sector financiero porque aún quedan ayudas por devolver”.

El déficit de EE.UU. recuerda el experto que es “superior al 10% y el año que viene se espera más, por lo que es muy elevado”. Aún así, en BNP Paribas consideran que “el potencial y la recuperación de EE.UU. hace pensar que puedan ser subsanados rápidamente”.