Estamos en un momento de decisión relevante porque parecía que con la ruptura del Ibex (ayudada por Endesa), el mercado se iba hacia arriba y tuvimos que apostar por él. Sin embargo, otra vez nos hemos vuelto a meter en la figura, incluso en el Nasdaq que volvió a la resistencia previa, lo que trae de nuevo la indefinición.
Estamos en un momento de decisión relevante porque parecía que con la ruptura del Ibex (ayudada por Endesa), el mercado se iba hacia arriba y tuvimos que apostar por él. Sin embargo, otra vez nos hemos vuelto a meter en la figura, incluso en el Nasdaq que volvió a la resistencia previa, lo que trae de nuevo la indefinición. Hay que estar muy cautos para ver qué hace el mercado. Se nos han activado los stops en este momento y tendremos que ver si es una falsa alarma o si el mercado se irá para abajo. El sentimiento de las manos débiles se ha tornado bastante bajista, ha caído 18 puntos, lo que demuestra que en subidas y bajadas el miedo de los inversores se ha manifestado. Las manos fuertes siguen pensando que el fondo de mercado es alcista. Lo más adecuado ahora será trabajar con los stops, porque las bolsas están caras por peres.