Iván Díez, Director de Groupama en España, comenta que las cifras presentadas por el gigante asiático realmente no han sido decepcionantes, sino lo que se debía esperar. Además, alerta de que la debilidad continuará especialmente en la industria.
 
El dato del PIB de China ha sido lo que ha acaparado la atención del día. En este sentido, Iván Díez, director en España de Groupama habla sobre la publicación de este dato y lo que debemos esperar a partir de ahora. “El crecimiento fue del 1,6% en T/T en el 4ºT, como habíamos previsto en Groupama AM aunque, eso marca una ralentización con respecto al 3ºT y una decepción para el consenso, que anticipaba una estabilidad en 1,8%”, comenta.

“Como ya lo anticipábamos, es en la industria de donde proviene la debilidad y esa ralentización es del orden de lo que habíamos calculado”, analiza el experto desgranando los datos publicados por la administración china.

Muchos preguntan por qué se ha producido este giro en el mercado si las cifras presentadas han sido las “peores” –recordemos que pese a todo China sigue creciendo a un gran ritmo– desde los años noventa. “La reacción del mercado ha sido positiva, porque estas pobres cifras han sido interpretadas como una promesa de estímulos futuros”, destaca el analista. “Estas expectativas se basan en la posibilidad de que el objetivo de crecimiento de China se mantenga en el 7% en 2016”, añade.

Pero el crecimiento chino puede que no sea tan fuerte sobre la base preestablecida, tal y como apunta Díez. “Nuestras previsiones (secuencia trimestral en el gráfico 2) nos llevan a una cifra del 6,3%, y creemos que será difícil no bajar del objetivo de 6,5%”, explica.

China, ciclo y tendencia


“Mientras tanto, esperamos que la debilidad de la industria se acentúe el 1ºT, del mismo orden que lo que había sido en el 1ºT 2015 (gráfico 1): esta debilidad debería alentar a las autoridades chinas a reanudar la flexibilización de su política monetaria, probablemente en primavera”, expone. 

China PIB