Las reformas estructurales son la base para sacar a España de la crisis. Los mercados siguen desconfiando de la deuda española lo que aumenta el interés.
Iranzo asegura que España tiene dos grande problemas, el primero “escasas previsiones de crecimiento” lo que ha traído el segundo problema que es la pérdida de confianza de los mercados.
 
Consideramos que hay que afrontar las reformas estructurales que afectan a sanidad, inversiones, pensiones etc…
 
El experto opina que en general tenemos un problema potencial de crecimiento “por lo que el mercado considera que se debe pagar más por el riesgo de impago.”
 
Iranzo opina que los test de estrés en España “han sido mucho más estrictos que por ejemplo en Irlanda” lo que los convierte en mucho más fiables.
 
Hay que favorecer los planes de pensiones públicas “pero también los planes privados.” Además la edad de jubilación se debe retrasar ya que afortunadamente vivimos más, concluye el experto.