“Se esperaba la aprobación de las medidas en Italia pero la situación sigue siendo la misma, con las primas de riesgo altas, por lo que esto no supone un cambio de tendencia”, afirma Estefanía Ponte, director de análisis de Cortal Consors.


Si finalmente Berlusconi dimite, “Mario Monti sería acogido favorablemente como primer ministro italiano porque tiene experiencia en materia económica comunitaria”.

“La Europa a dos velocidades no es una opción, supondría dos monedas. España saldría muy perjudicada y tendríamos que ajustarnos. Aunque tampoco saldrían bien parados Francia ni Alemania”, opina la experta en declaraciones a Radio Intereconomía.

“La rapidez de actuación va a ser clave, por lo que la UE no va a dar 100 días de gracia para adaptarse a los nuevos gobiernos de la periferia”.

“El BCE debería imitar a la Fed hasta que mueva los tipos”