José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, analiza la situación de los mercados.

En declaraciones a Radio Intereconomía, José Carlos Díez asegura que “el escenario para la banca europea en 2012 va a ser bastante complicada. Es una situación muy complicada de resolver y la morosidad vuelve a repuntar. La banca española este año no va a dar rentabilidad, si a esto le pides 50.000 millones de euros más, las cuentas no nos salen, aunque imaginamos que el ministro tendrá las cuentas hechas.”

El Gobierno tiene previsto dar a conocer hoy nuevas medidas de recorte o de ajuste del gasto. “Puede ser medidas de eficiencia en el sector público. La verdad es que hay muy pocas empresas públicas en la administración central. En el Banco de España hay un control de la deuda, aunque no computa como deuda pública, pero está claro que hay que hacer un ejercicio de racionalización importante”, asegura el analista.

El analista considera que “si toda la desviación (del gasto público) se encuentra en las comunidades autónomas, se ha echado de menos un plan centrado en ellas. Lo que el gobierno tiene que hacer es decir comunidad por comunidad dónde ha estado la desviación. Yo como ciudadano también me gustaría saber si en mi comunidad ha habido esa desviación, si ha habido dolo”.

Las cuentas de Intermoney calculan “un punto de caída” en el crecimiento de la economía española, aunque resalta que “lo que pase en España está muy relacionado con lo que suceda fuera. Los datos alemanes no están saliendo mal y, de momento, tenemos una recesión suave en Europa. Si los datos van a peor, la caída podría ser mucho mayor en España”.

Entre las tareas del gobierno está la reducción del déficit al 4% que “sería conseguir en un año lo que se ha hecho en los últimos tres, con la economía española en recesión, en medio de una crisis financiera y tiene poco margen de maniobra. Recortar el déficit es como una dieta y las dietas tienen sus tiempos. Nadie está cuestionando el recorte del déficit, sino la velocidad a la que se hará y a mí ese 4% de recorte se me antoja muy difícil”.