Tras las últimas subidas que ha experimentado el sector financiero español, puede ser momento de apostar por aquellas entidades medianas que han quedado rezagadas como Banco Popular o Bankinter.
Jornada tranquila tras las fuertes subidas de las últimas semanas, volúmenes muy bajos y pocas noticias de relevancia. Sobre la banca, "el escenario está totalmente descontado y las cifras que se barajaban la semana pasada – en torno a los 60.000 millones de euros- está dentro de lo descontado". A partir de ahí, habrá que estar pendiente de ver “lo que cada entidad tenga que acometer para cumplir con los reales decretos”, explica Javier Barrio, de BPI en Radio Intereconomia.

Respecto a cómo podría afectar el impuesto propuesto por el gobierno a los márgenes de las petroleras, “soy bastante escéptico, llevamos muchos años hablando sobre el entorno oligopolístico en que se mueven las gasolineras en España, dependen cada vez más de los procesos de instalación, por lo que tendrá un impacto irrelevante”.

Tras las subidas que hemos visto en los grandes bancos, "probablemente sería momento para buscar posiciones en bancos domésticos que se han quedado atrás como Banco Popular, hemos visto una posible integración con La Caixa que en un momento u otro podría animar sus cotizaciones. También en otros bancos medianos como Bankinter". Banco Popular por el momento ha confirmado que no necesita ayuda europea, "habrá que ver si necesita o no dinero europeo, pero es de las entidades que probablemente necesite algún tipo de ayuda vía ampliación de capital o pidiendo ayudas. Una posible integración con otra entidad sería otra alternativa".