El mercado está dominado por la actividad corporativa que será el principal impulso de la bolsa en Europa. Sin embargo, hay que intentar fijarse en los indicadores económicos con atención a la revisión del PIB americano como dato importante de la semana y teniendo presente que todavía permanecen las dudas sobre el crecimiento económico americano. Hay que aprovechar las subidas que están teniendo los índices para ir deshaciendo las posiciones de más riesgo y quedarse en las más defensivas. Está bien jugar a operaciones corporativas pero cuando el mercado brinda subidas como las de Iberia, al hilo de una inminente operación con cualquier compañía interesada, quizás lo más sensato sea ir recogiendo beneficios.