El banco tiene buen aspecto pero es cierto que es difícil pensar que podamos ver alcistas a BBVA, mientras el resto del sector en EEUU no salga de lateral. Hacia los 20 euros estará en subida libre a medio- largo plazo, pero a corto plazo será difícil saber si el banco tiene todo lo necesario para romper al alza.
Vemos los índices muy tranquilos. El hecho de estar por encima de 14.500 puntos o no, creemos que no tiene relevancia. Los niveles se han tornado difusos y pienso que cualquier movimiento que anime al mercado podría venir de fuera. Mantenemos las sinergias laterales de las últimas semanas y a la espera de que podamos romper los 4.200 como resistencia y 4.070 puntos de soporte en el S&P, sino continuaremos con esa apatía. Iberia y Vueling tienen un aspecto técnico indudablemente alcista. Iberia tuvo una corrección por el rebote del crudo que le llevó a una directriz alcista bastante elevada. Ha subido más del 50% en los últimos meses y eso es mucho por lo que incluso una caída sensible encajaría perfectamente. En Vueling es más difícil determinar su caída porque el título ha salido al mercado hace muy poco y no tenemos gráficos de medio plazo. Si hacemos analogía con Iberia, debería mantener la tendencia de los últimos meses. Los gráficos nos dicen bastantes cosas acerca de BBVA. En un contexto en el que los bancos europeos han subido 5 ondas, hemos ido viendo despliegues de pautas correctivas de 2 ondas, y eso en el banco español sucedía en la zona de 18 euros. A partir de ahí habrá que ver alguna resistencia, ya que por debajo de 19 euros tiene un hueco. El banco tiene buen aspecto pero es cierto que es difícil pensar que podamos ver alcistas a BBVA, mientras el resto del sector en EEUU no salga de lateral. Hacia los 20 euros estará en subida libre a medio- largo plazo, pero a corto plazo será difícil saber si el banco tiene todo lo necesario para romper al alza.