Abertis no es una excepción y la crisis también ha hecho mella en las cuentas de esta concesionaria catalana. Su beneficio neto cayó un 9,4% en 2008 hasta los 618 millones de euros. Un resultado derivado del volumen de tráfico y por un ajuste fiscal de 29 millones de euros vinculado a sus operaciones en el Reino Unido. La compañía ya no se beneficia de deducciones fiscales, aunque “siguiendo un criterio de extrema prudencia ha optado por aprovisionar esa cifra”, declaró a Estrategias de Inversión, José Aljaro. El dtor. general financiero de Abertis asegura que continuarán con su actual política de retribución al accionista, aunque reconoció que este año será el de la consolidación de sus negocios.


El responsable de Abertis asegura que el incremento de endeduamiente son consecuencia “únicamente de las adquisiciones que se han realizado, que representaron 1.400 millones de euros de inversión en nuevos activos. Activos que empezarán a generar y a contribuir en nuestra cuenta de resultados a lo largo de este 2009(…). Hoy por hoy no hay ninguna presión de refinanciaciones en Abertis, no hay presión de desinversiones(…) porque hicimos nuestros deberes y tuvimos financiaciones a tipos muy competitivos y a largo plazo”.

En el caso,  de Brisa destaca que  “es una participación estratégica. Una inversión que tenemos en un espíritu constructivo para poder elaborar con ellos planes conjuntos de negocio o accionariales, pero de momento no hay nada concreto”. Abertis no rechaza ampliar su participación en la concesionaria de portuguesa.

En cualquier caso, Aljaro asegura que uno de los objetivos de la compañía es “mantener absolutamente controlado nuestros niveles de deuda (…) y no pensamos que sea necesario hacer nuevas emisiones de deuda”. El responsable de Abertis asegura que la compañía seguirá con su proceso de internacionalización, aunque no a lo largo de este ejercicio y recuerda que “a lo largo del primer semestre de 2009 incorporaremos determinados activos procedentes de Itínere(…)”.

Abertis cree que el tráfico de autopistas “pueden caer algo durante 2009 y esa caída será más acentuada a lo largo de este primer semestre que en el segundo(…), aunque ese efecto negativo de los tráficos se verá compensado por dos efectos: incremento de tarifas y adquisiciones e incorporación de nuevos activos”. Aspectos que “nos hacen ser bastante optimistas en cuanto a crecimentos de ingreos y ebitda, y ya veremos a ver si también a niveles de beneficio neto”.

Abertis mantendrá para el presente ejercicio su compromiso de retribución al accionista porque “hay margen y la solidez y estabilidad de nuestras cifras nos lo permitirán y cumpliremos con ese compromiso”. El responsable de Abertis recuerda que “hemos propuesto a la próxima junta general un pago de dividendo de importe fijo de 0,6 euros por acción, que se revisará periódicamente al alza. Además, -continúa- adicionalmente ofrecemos una acción liberada por cada 20. Pensamos que eso es sostenible y eso al menos se mantendrá, lo que no podemos es comprometernos ahora mismo en aumentar ese importe fijo de 0,6 euros, aunque suponemos que sí.

Abertis cree que la compañía tiene un handicap ya que no puede aumentar su autocartera sin obligar a sus accionistas de referencia –La Caixa y ACS- a lanzar una OPA. Una situación que “no creo que penalice, pero tampoco ayuda. Es más, una de las mejores inversiones que puede hacer Abertis ahora mismo es invertir en sus propios títulos a los precios que estamos cotizando actualmente porque consideramos que es una gran oportunidad de inversión, pero no lo podemos hacer”. Sea como sea, Aljame se muestra optimista respecto a la cotización de la compañía a partir del verano.