Los principales índices americanos siguen pegados a sus máximos históricos. Es más, el Dow Jones continúa por encima de la cota de 19.000 puntos. En estas circunstancias, ¿por cuál de los dos principales índices americanos parece más rentable apostar?
 
El huracán Trump no solo no ha herido de muerte a los mercados mundiales, sino que ha alentado una ola de optimismo que ha permitido que los índices no dejen de subir. En estas circunstancias son muchos los expertos que piensan que las subidas podrían continuar. Se habla de que las políticas del próximo presidente traerán consigo inflación y mayor crecimiento. También mayor déficit y proteccionismo, pero eso a los inversores parece no preocuparlos mucho. El crecimiento y la subida de precios eran dos invitados a los que se echaba de menos y parece que ahora podrían asomar de un momento a otro.

Una vez que el Dow Jones ha superado la cota de los 19.000 puntos parece que podría estar garantizada una subida sustancial en las próximas semanas aunque los mercados han vuelto a enseñar en los últimos meses que no hay nada escrito, ni teoría que no sea digna de ser derrumbada.

Hoy la CNBC publicaba unos datos que muestran que  una vez que el Dow Jones supera un número redondo, 3.000, 4.000 y así hasta 18.000 no solo continúa subiendo durante varias semanas, sino que lo hace mejor que el S&P 500.

Según los datos que maneja, la mejora del selectivo industrial se suele producir en un periodo de, al menos, un trimestre. Esto se ha producido siempre desde enero de 1987 cuando el índice superó por primera vez los 2000 puntos y ha seguido así en las 17 ocasiones que se han producido hasta que cruzó el umbral de 18.000 puntos en diciembre de 2014. En un periodo de un mes, el Dow Jones supera al S&P 500 en 13 de las últimas 17 ocasiones.

Por el momento, el Dow Jones lo hace mejor que el S&P 500 en un periodo de un año, cuando sin dividendos sube un 6,73%, frente al 5,45% del índice de los 500 valores.

doce meses



Si medimos el comportamiento desde el 9 de noviembre, cuando nos desayunamos con la victoria de Trump, la evolución también es más positiva. Así, el índice industrial sube sin dividendos un 2,34%, frente al 1,83% del S&P 500.

Nueve de noviembre


¿Y qué ocurre desde que comenzó el actual bull market, el pasado 9 de marzo de 2009? Aquí la situación cambia  Sin retribución, el Dow Jones hubiera subido un 190,57%, frente al 225 del S&P 500. Con dividendos esa diferencia se amplía hasta el 283%, frente al 255%.

bull market



Cuando observamos los Indicadores Premium, la situación también parece algo mejor para el índice industrial.  Este conjunto de ratios que elabora Estrategias de Inversión asigna 10 puntos, la máxima nota al Dow Jones, lo que la sitúa en fase alcista y sin ningún tipo de puntuación negativa.

Dow Jones fase alcista

El caso del S&P 500 pasa a notable, aunque también mantiene su fase alcista.

S&P 500

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
¿Qué debemos esperar si el Dow Jones continúa por encima de 19.000 puntos?