La subida que experimenta el mercado español – que ataca los 9.100 puntos- responde a los resultados publicados por Cintra. Para Covadonga Fernández, analista de Selfbank “aunque los ingresos han caído por la debilidad en las cifras de tráfico, destaca la mejor de sus márgenes”. Esta experta admite que es un valor que le gusta pero “dentro del sector prefereimos a Abertis”. Respecto al impulso del mercado opina que “no responde a datos reales pues los datos macro son débiles y parece que en los niveles actuales está un poco inflado”.
La revalorización llega de Cintra pero también del sector de la construcción. Especialmente de OHL que “es un valor que nos gusta mucho, sus fundamentales son muy buenos y la mayor parte de la cartera es obra pública”, explica Fernández. Sin embargo, la rebaja de calificación de bonos que le hizo perder el grado de ‘investment grade’ “podría afectarle debido a que los inversores institucionales no pueden tenerlo en cartera”.

Pocas horas quedan para conocer cuáles serán los resultados del Stress Test de la banca estadounidense. Pero a nuestro lado del Atlántico, la experta de Selfbank recuerda que son nuestros bancos “los que mejor resisten la crisis”. Los resultados “han sido decentes” y aunque se ha notado el impacto de la crisis “comparado con el resto de la banca la situación pinta mejor”. Y dentro del sector en España, BBVA y Santander. Esta última “porque tiene unos ratios mayores de cobertura de la morosidad y un rentabilidad por dividendo mayor”.

Una nueva entrada en el parqué español. En el Ibex35. ArcelorMittal Sin embargo, “no tendrá mucho impacto su cotización en el selectivo teniendo en cuenta que ya cotiza en el Eurostoxx50”. La recuperación de esta compañía “irá más ligada a la recuperación de la situación de la economía a nivel global y a la demanda china, teniendo en cuenta que es una consumidora de materias primas”.

En cuanto a las recomendaciones, Covadonga Fernández admite tener en cartera valores como Enagás y Telefónica “ambas con flujos de caja muy estables”. La primera “no está tan sujeta a la regulación tarifaria” mientras que la operadora “es una apuesta defensiva”. Para un inversor más arriesgado también hay recomendción: Acciona. Un valor “cuyo negocio cada vez depende más de las renovables y teniendo en cuenta los planes de estímulo de la Unión Europa y los emergentes, el potencial es muy atractivo”, concluye.