Subida vertical del Ibex que recupera al cierre el nivel de los 9.500 puntos e incluso mira de cerca los 9.600 puntos al sumar al cierre un 2,10% hasta los 9.580 puntos en una sesión de vencimiento de opciones y futuros. “Creo que el truco ha sido el vencimiento de opciones y futuros, la triple hora bruja” comenta Sara Pérez Frutos, directora general de Dracon Partners que añade, “habíamos venido viendo una debilidad importante hasta el miércoles y hoy hemos subido, ha habido un volumen de negocio más elevado pero tampoco –dice la experta financiera- se ha visto que se recupere la tendencia”. Según explica esta experta, “estamos probando los niveles de soporte en los 9.200 puntos y los de resistencia en los 9.700 puntos, es decir, estamos igual que el viernes pasado”.
 Subió el Ibex y lo hizo apoyado en el tono positivo de los dos grandes bancos y en especial de Santander que se revalorizó un 4,99% el día en el que Botín en la junta general de accionistas anunció que el banco mantendrá su beneficio en 2009 y que lo peor de la crisis financiera ya ha pasado. Un valor “que saca pecho” dice la analista que comenta, “ha sido uno de los bancos que mejor lo han hecho a lo largo de la crisis, pero a nivel fundamental le queda poco recorrido (…) su principal mercado a parte de España es el Reino Unido y la situación macro de allí es complicada. Enhorabuena al Santander pero también –dice Pérez Frutos- ha multiplicado por dos su cotización desde el pasado mes de marzo, por lo tanto, prudencia a los inversores porque no sería de extrañar recortes y toma de beneficios”.

Protagonista del día también Gas Natural después de que Galp anuniciara que no descarta comprar activos de la gasista catalana. Un valor “que está bastante infraponderado (…) es una buena alternativa de compra en el medio y largo plazo pero también –dice la experta- con pocos catalizadores en el corto plazo”.

Fuera del Ibex, Prisa recuperó parte de lo perdido ayer sumó un 19,94% y parece que está más cerca que nunca el acuerdo con Mediapro. “Me da prudencia y miedo este valor” asegura la directora general de Dracon Partners que añade, “es una compañía tremendamente endeudada, aunque firme el acuerdo que corresponde a su parte audiovisual, tiene problemas para poder ir pagando la deuda. Está en negociaciones, además, para vender su joya editorial, Santillana y la compañía está tocada (…) no apostamos por el valor y mantenemos la máxima prudencia”.

En cuanto a recomendaciones, “en el corto plazo y dentro de la bolsa española haríamos caja y recogeríamos beneficios. Hay valores que lo han hecho muy bien pero hasta que no tengamos concreción de las pautas macro, vemos pocos argumentos para romper los niveles de los 9.700-9.800 puntos”. Según explica Pérez Frutos, “a partir de ahora, las compañías tienen que mostrar pulso y hacerlo bien, hasta que veamos los resultados, podríamos ver días de mucha volatilidad y poco volumen y sobre todo ahora en época estival”.