Apertura en positivo en Wall Street donde la fusión de Wachovia con Wells Fargo y la votación en el Congreso del plan de rescate son los focos de atención. En opinión de José Carlos Díez, Economista Jefe de Intermoney “parece que hay una alta probabilidad de que se apruebe el plan porque después del mal dato de empleo, la bolsa vive una subida que no se corresponde sino con la aprobación”. Además “Wall Street no suele equivocarse en la mayoría de ocasiones”, apunta el experto. Las medidas que se toman en ese plan son en opinión de Díez “un parche que puede ayudar a relajar la tensión de los mercados después de las tres últimas semanas que hemos vivido”. “Ha sido una situación critica en las bolsas, el mercado de crédito prácticamente ha desaparecido y hay dificultades para cruzar depósitos bancarios en el día a día”, es cierto matiza el economista jefe que “el plan debería relajar las tensiones” pero “”habrá que tomar más medidas, el nuevo gobierno que entre en EEUU tendrá que garantizar la recapitulación de las entidades que lo necesiten y a ver si consigue que se relaje el mercado interbancario”.
A partir de este punto, el experto manifiesta que “se abre un escenario nuevo, incierto y por eso vemos tantos problemas” (…) “se complica la crisis financiera con una económica con un mundo donde hay muchos desequilibrios porque unos países ahorran mucho o más de lo deberían y países que se gastan mas de lo que deberían”. Para Díez “gracias al buen funcionamiento de los mercados financieros eso ha fluido pero ahora será difícil”. “La innovación tecnológica ha ido en contra de la capacidad adquisitiva y de los salarios, el pilar de modelo social ha sido el empleo y esto se cae porque va a haber una recesión y se abren muchas incertidumbres”. Ahora “habrá que ver qué intensidad de ajuste y de recesión viviremos cuánto tiempo tardamos en retornar a un crecimiento normal”. Precisamente hoy se conocieron datos de empleo en EEUU, el experto apunta a que “la verdad es que son 160.000 empleo destruidos, el doble del promedio mensual y van ya 800.000 destruidos en 2008”. “Está claro –añade- que la tensión en los mercados tendrá un impacto fuerte en la economía real de aquí a final de año y es probable que en el último trimestre tenga un crecimiento negativo que podría mantenerse en el primer trimestre del próximo año y nos lleve a una recesión” Otro de los protagonistas del día fue Wachovia que tras negociar con Citigroup finalmente se une a Wells Fargo para salvar el tipo. “Están dando un espectáculo lamentable”, explica Díez “porque ya pasó en el fin de semana de Lehman Brothers al que dejaron caer para salvar a Merrill Lynch que ni siquiera estaba en el baile”. Ahora mismo “los bancos centrales y el G-7 están pidiendo transparencia y los tienen que se transparentes y cualquier intervención pública ha de tener una lógica”. Para este experto, “el Gobierno de EEUU juega al pinto pinto gorgorito y nadie está dispuesto en el mercado interbancario a jugar a ese fuego porque si la entidad tiene problemas y tú le has prestado dinero, lo pierdes todo”. “Es el momento –según explica Díez- de que los Gobiernos den un mensaje claro de no se va a dejar caer a ningún banco. Puede que se permita que los accionistas pierdan valor pero hay que mandar un mensaje de tranquilidad al interbancario y a los depositarios que tienen ahí su dinero”. Así las cosas este experto apuesta por la prudencia a la hora de entrar en bolsa, “salió mucho dinero para protegerse del dólar hacia mercados emergentes” y “está volviendo y podemos volver cierto flujo de entrada a la renta variable porque por valoración y fundamentales hay empresas atractivas, pero hasta que no se tranquilice la situación no entraría en bolsa”, resume.