El Tesoro ha conseguido captar 3508 millones de euros en deuda a cinco y diez años a un tipo de interés inferior al de las últimas subastas.

De nuevo, cumplido el objetivo. El Tesoro español ha conseguido colocar 3508 millones de euros en deuda a cinco y diez años en una subasta "que ha tenido buena lectura y sin novedades", reconoce el departamento de análisis de CM Capital Markets. A los niveles a los que se cotizaba en secundario " y seguimos financiándonos a niveles baratos. Buenos ratios de cobertura y coloca el máximo de los previsto". En concreto, el organismo había fijado entre 2500 y 3500 millones el objetivo de colocación de la subasta.

Para el vencimiento más corto - 5 años-  se ha adjudicado un total de 955 millones de euros a un tipo de interés del 2.823%, frente al 3.032% que se pagó en la anterior subasta. El cupón para este bono es del 4.50%.

Con un cupón inferior - del 3.75% - pero del mismo plazo, se han colocado 1375 millones a un 3.161%, desde el 3.504% de la anterior subasta.

Para el más largo plazo, 10 años, el nominal solicitado fueron 2301 millones de los que se han adjudicado 1175 millones a un tipo de interés del 4.29%, desde el 4.526% de la anterior subasta.

Los expertos de Banco Madrid reconocen que "la fortaleza mostrada estos días por parte del Mercado español de Deuda Pública ante las noticias geopolíticas que nos han ido “bombardeando” tanto desde Italia como desde los EEUU nos confirman, aseguran desde Banco Madrid, que, “podemos hablar abiertamente de una situación tendente a la normalización del Mercado”.

En lo que respecta a los niveles de rentabilidad, los de 10 años ceden desde los 4,526% hasta los 4,269% y los de 5 años desde 3,504% hasta 3,128%.

Por todo ello, desde Banco Madrid “seguimos apostando por una reducción en la prima de riesgo contra Alemania y esperamos alcanzar a finales de este año los niveles de 200 b.p.”.

Además, hay que destacar que “la diferente visión que desde el mundo inversor exterior se tiene sobre la situación y solidez del Mercado español se está viendo traducida en fuertes entradas de inversiones en todos los ámbitos económicos”. Así, se están llevando a cabo inversiones en el ámbito inmobiliario, distintas operaciones cerradas desde la Sareb, así como desde otros Bancos Españoles (La Caixa, Bankia, etc.), diversas colocaciones de paquetes accionariales (Mapfre, Acerinox, Indra, etc.) y un aumento en más de 60.000 millones de posiciones en Deuda Pública Española desde julio de 2013.

Todo ello nos sitúa, según explican desde Banco Madrid, “en una excelente situación y con una fabulosa visibilidad desde la óptica de los mercados financieros. Esperemos que esta situación de estabilidad y normalización sea trasladable con prontitud al resto de sectores económicos en España”.