Es posible que las correcciones continúen en las bolsas puesto que todavía no hemos visto mínimos. Con las palabras de la FED se dibuja un escenario de mayor volatilidad y consolidación en los mercados, pero con caídas que sitúan el soporte del Ibex en los 13.500 puntos hasta final de año.
Hoy tenemos que tener presente lo que comentó ayer el presidente de la FED. Dejó un escenario incierto, dibujó un crecimiento que anticipa los datos que se conocerán en los próximos 2-3 meses, con un rango no superior al 2,5%. Esto empeora las expectativas de los analistas tras el dato de Pedidos duraderos.