Tras la fuerte caída sufrida en los mercados han hecho que España abriera a la baja, el soporte de los 11.000 puntos es fuerte y tanto Telefónica como el resto de telecos se han puesto a tirar en contraposición de compañías que están bastante tocadas y ha hecho que el resto de índices reboten al alza.
Tras la fuerte caída sufrida en los mercados han hecho que España abriera a la baja, el soporte de los 11.000 puntos es fuerte y tanto Telefónica como el resto de telecos se han puesto a tirar en contraposición de compañías que están bastante tocadas y ha hecho que el resto de índices reboten al alza.