El Santander ha acaparado en septiembre un 0,20% de las posiciones cortas sobre su capital, este aumento es muy significativo. 

Si comparamos la evolución de posiciones cortas del banco presidido por Emilio Botín en este mes con sus hermanos menores, observamos como los inversores han reducido sus expectativas bajistas en la banca mediana. En el caso del Banco Sabadell, cuya cotización ha penalizado la ampliación de capital, la CNMV le atribuye una exhibición de cortos del 1,99%, lo que supone una reducción de 1,28 puntos porcentuales desde el 3.27% sobre su capital a principios del septiembre. El Banco Popular acredita una reducción de 0,72 puntos porcentuales, pasando de unas posiciones en corto sobre su capital del 1,52% al actual 0,80%.

En septiembre, la gran parte de las firmas de inversión entre las que se encuentran HSBC, JP Morgan, Credit Suisse, Deutsche Bank Securities y Citi posicionan sus recomendaciones en tierra de nadie ya que se mueven entre neutral y mantener. Bankinter y Aphavalue siguen apostando por el principal banco español y recomiendan comprar. Por el lado de las ventas, las recomendaciones de Barclays y Berenberg se sitúan en infraponderar y vender respectivamente.

El Banco Santander es una de las grandes claves para dirigir el movimiento del Ibex 35 ya que debido a su ponderación, una pérdida de fuerza en la cotización de este valor perjudicaría gravemente las expectativas alcistas del selectivo español.



De manera técnica, la cotización del banco rojo en septiembre ha iniciado una escalada alcista que se ha frenado su en los 6 euros que constituye actualmente su resistencia más inmediata, de superarla se iría a la búsqueda de sus máximos de finales de enero situados en los 6,16 euros. Por el lado bajista su primer soporte lo encontramos en los 5,81 euros superados recientemente, de traspasar este nivel clave el valor lucharía la batalla con los 5,42 euros, que coincide con el actual paso de la media móvil de 200 sesiones.

Por el lado del volumen, en septiembre la sucesión de mínimos y máximos crecientes ha ido acompañado por un aumento del volumen. Al acercarse a la zona de los 6 euros la cotización se ha parado con un descenso del volumen.
Ante este escenario… ¿Qué expectativas teneís sobre la cotización del Santander en el corto plazo?, ¿Podrá superar sus máximos anuales situados en los 6,16 euros?

Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones