Damián Querol, director de Análisis de Banco Gallego, asegura que la reforma financiera “es bastante dura con perspectiva al exterior” en el sentido de que muestre que se “quieren hacer los deberes cuanto antes”.

Según el analista, “entidades como el Santander ya comenzaron a aprovisionar esta parte el último trimestre del año.” Querol destaca asimismo que “la mayor parte de las entidades deberían cambiar sus balances, es decir, reducir activos o lo que es lo mismo, reducir el crédito. Hasta que no tengamos los capitales que nos requiere la nueva normativa del 9% para junio se verá reducido el crédito.” No obstante, destaca que “la situación está mejorando, pero de ahí a que llegue crédito al mercado” queda mucho, algo que “es muy grave para la economía española”.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Querol asegura que los bancos deberían “intentar reducir los créditos más arriesgados y tener expectativas” de mejora, la clave pasa por “poner herramientas sobre la mesa” para poder dar crédito. “Si a eso se añade la problemática griega, seguramente el primer semestre del año será muy complicado para poder dar crédito”. En este punto, Querol identifica tres opciones respecto a Grecia: “o la dejas quebrar, hacer un mercado de eurobonos para asumir las pérdidas o tres, la que quiere Alemania, imponer unas reglas muy estrictas” para poder controlar las economías.