El temor a una crisis en el abastecimiento de azúcar derivada del recorte de las previsiones de producción en la India por el descenso de las lluvias en la temporada de monzones, así como por la revisión a la baja de la estimación de reservas de la materia prima provocó que el precio de los futuros del azúcar sin refinar alcanzara máximos de 28 años, mientras que el precio del azúcar refinado marcaba su máximo histórico.
En concreto, el precio del azúcar sin refinar para entrega en octubre llegaba a cotizar en el mercado de futuros ICE a 21,55 centavos de dólar por libra, su máximo de los últimos 28 años, mientras que el precio de los futuros del azúcar refinado alcanzaba los 539 dólares por tonelada en el Liffe londinense, su mayor precio intradiario desde que comenzara a negociarse en 1983.

A la escalada de los precios del azúcar, que acumula un alza del 72% en el caso del refinado y un 81% en el del azúcar sin refinar, contribuyó un informe de la Organización Internacional del Azúcar (ISO) que augura una considerable reducción de la producción de azúcar de la India, el mayor consumidor mundial de azúcar y el segundo productor, que se situará "considerablemente" por debajo de la demanda.

Por su parte, la firma de intermediación Sucden señaló a la BBC que la producción de azúcar de la India en el pasado ejercicio disminuyó un 45% interanual y pronosticó otra "drástica caída" para la presente cosecha.

Este descenso de la producción viene en parte motivado por el fuerte descenso en el volumen de lluvias caído en el país durante la época de monzones, puesto que India sufrió el mes de junio más seco en 83 años y entre junio y agosto el volumen de lluvia se encuentra un 25% por debajo de la media. MENORES RESERVAS MUNDIALES.

Asimismo, el 'broker' Czarnikow ha revisado a la baja su estimación de reservas mundiales de azúcar, hasta 20 millones de toneladas, muy por debajo de las estimaciones de otros analistas, que sitúan los inventarios globales entre 30 y 70 toneladas. China, India, Brasil, Europa y EEUU controlan el 65% de las reservas mundiales de azúcar.

De este modo, ante las previsiones de un descenso de la producción los grandes compradores de azúcar como gobiernos nacionales y multinacionales del sector alimentario y de bebidas se ven forzadis a competir para asegurarse el suministro.

De hecho, países como México o Egipto han cerrado grandes compras de azúcar la semana pasada, según informa el diario 'Financial Times', señalando que Egipto ha anunciado la suspensión de aranceles a las importaciones de azúcar a partir deol próximo 15 de agosto en un intento de impulsar el suministro.