El desplome de las cotizaciones de naranjas, limones y clementinas en origen ha disparado los márgenes comerciales de estos productos, cuyos precios se multiplican hasta por 16,64 desde el campo al comercio, según los datos de noviembre del Índice de Precios en Origen y Destino de los alimentos (IPOD) que elaboran la organización agraria COAG y las asociaciones de consumidores UCE y Ceaccu. En concreto, el precio de venta al público de las clementinas es 16,64 veces mayor que en origen, puesto que los agricultores cobran 0,11 euros por kilo y los consumidores pagan 1,83 euros por kilo. En el caso de los limones, el precio se multiplica por 13,07 (0,15 euros frente a 1,96 euros por kilo) y, en las naranjas, por 12,23 (0,13 frente a 1,59 euros).
El índice refleja que durante el pasado mes de noviembre las principales producciones agrícolas casi quintuplicaron su precio desde el campo a los consumidores (4,95), mientras que en el caso de los productos ganaderos el IPOD se situó en 3,34, consolidando la tendencia al alza registrada tras el verano.

Con estos datos, el índice general de noviembre alcanzó el 4,57, por lo que "el margen medio de los alimentos se mantiene en España por encima del 450%".

Según las tres organizaciones, productos básicos como la patata, el ajo o la zanahoria mantuvieron los márgenes por encima del 500%, ya que mientras las cotizaciones en origen experimentan una clara tendencia a la baja, en destino los precios se mantienen estables e incluso al alza.

En el caso de la patata, los agricultores recibieron de media 0,16 euros por kilo, mientras que el consumidor pagó casi seis veces más, 0,95 euros. En los ajos, los precios se multiplicaron por 5,96 (0,70 euros por kilo en origen frente a 4,17 en destino), y en el caso de la zanahoria, por 5,76 (0,17 euros por kilo frente a 0,98 euros). En el apartado de las producciones ganaderas, destacan los diferenciales en la carne de cerdo, ternera, conejo, pollo y lechazo.