Sesión de rebote en Wall Street después de la sangría que vivió ayer la renta variable norteamericana por el rechazo del Congreso al plan Bush. En opinión de Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa “todo apunta a que habrá un plan, no el que se presentó ayer al congreso porque habrá cierta concesiones a cuestiones sociales para que los congresistas justifiquen ante los electores la aprobación del plan”. Ayer se vivió una auténtica sesión de pánico en la que las empresas cotizadas llegaron a perder 1,2 billones de dólares y el experto mantiene que el escenario que maneja “entra como probabilidad que a finales de esta semana o comienzos de la próxima se apruebe el plan” y por tanto “es normal que haya un rebote en los mercados porque se descontará la aprobación”, “el plan en sí no tiene credibilidad para los gestores de mercados porque puede ser que el Tesoro quiera comprar activos contaminados y que haya empresas que tengan estos activos y no quieran venderlos”, matiza el analista para quien “si el precio a los que quiere comprar el Tesoro esos activos es demasiado bajos la quiebra de las entidades por sus balances podría verse de igual manera”.
“No será la panacea. No creemos que vaya a solucionar todo”, resume Castillo Montero. Para que se vuelva a una cierta normalidad, según el experto hay que dar dos pasos fundamentales: “uno la valoración a precio real de los activos contaminados que tienen deterioro en los balances y segundo se necesitas casi la completa salida de esos activos del sector inmobiliario” . Castillo Montero apunta a que “los precios de la vivienda pueden caer el 10-20% el próximo año y hay tres millones de propietarios que pueden entrar en suspensión de pagos”. “Si esto sucede –matiza- todos los activos entrarán en los balances de entidades financieras y provocarán quiebras en el sistema haya plan o no”. “Habrá que deshacerse de esos activos y valorarlos a lo que está ahora en el mercado y amortizar las pérdidas, habrá entidades que lo resistan y otro no, entorno a un 1/3 de entidades podría desaparecer por quiebras o fusiones”, explica Castillo Montero. El sector inmobiliario está tocado y para el experto, “el fondo de mercado se encontrará en el primer semestre del 2009, hasta entonces habrá un descenso adicional del 10-20% de los precios”. Así las cosas el Director de Análisis reconoce que “no hay que entrar en renta variable, ni americana ni europea”. “Es posible que el escenario rebote cuando se descuente el plan y tendremos unas semanas de rebote, con tomas especulativas y cierre de cortos y ahí habrá que deshacer posiciones”. Por si fuera poco, el experto recuerda que “todavía nos centramos en el sistema financiero no en la economía real y no vemos que los problemas se descuenten en las cuentas de resultaos de las empresas”. De hecho, “los bpa manejan previsiones optimistas entorno al 5% para final de 2008 hasta llegar a crecimientos en el cuarto trimestre de 2009 del 10% y creemos que es excesivo”. “Tendremos un proceso de deterioro de beneficios”. Así las cosas, “hay alternativas, no tenemos que estar en activo liquido, tenemos activos alternativos que pueden ser una inversión más complicada que necesita algo más de conocimientos financieros”, matiza Castillo Montero.