Las medidas que se están tomando en Europa “van en la buena dirección, probablemente hasta finales de este año o el que viene no veríamos una intervención sobre los mercados pero nuestra valoración es positiva de todo lo que está pasando”, explica Manuel Arroyo, director de inversiones de JP Morgan.

El mercado está reaccionando bien y “lo único es que faltará tiempo y no sé si el mercado tendrá tanta paciencia pues hay que tener en cuenta que hay que hacer revisión de tratados, nuevos referéndums, negociaciones…no es la inmediatez que pide el mercado”.

Además el mercado está descontando políticas monetarias más agresivas, “ayer el BCE no bajó tipos pero sí dio a entender que lo hará en la próxima reunión. El mercado empieza a descontar entra la debilidad de los datos macro, unas medidas más agresivas en política monetaria pero todo lo que se está poniendo sobre la mesa ayuda porque es uno de los grandes riesgos a nivel macro mundial”.

La prima de riesgo afloja un poco la tensión inicial, el bono a diez años en el 6.23%. Habíamos llegado a un punto en que era necesario algún tipo de ayuda, “sino en España el sistema financiero. Llegará financiación a los bancos, probablemente vía Frob, hay que definir el importe pero la ayuda no es un volumen pequeño y el mercado está reaccionando de una manera muy positiva”. No sé si compraremos deuda española hoy pero sí es bueno para el mercado español y su mercado de deuda.

De momento seguimos con un perfil muy moderado en términos de riesgo en carteras. “Estamos un poco a la espera de ver cómo se desarrolla la crisis en Europa para comenzara a pensar en incrementar la exposición. Si analizas lo que ha pasado en las últimas crisis, el momento adecuado para entrar en mercados es cuando se empieza a salir de la recesión, y no estamos en ese momento”.