Desde el lunes la subida tiene tres huecos al alza y la caída tres huecos a la baja y, ahora, tenemos una zona buena para buscar un techo de corto plazo. Considera que la aceleración es muy alta y el Ibex ha dado una buena señal de salud rebotando desde soportes críticos por dos veces con un volumen fuerte, pero cree que la recuperación es demasiado violenta, rápida y excesivamente en vertical. También afirma que los 14.400 puntos podrían tocarse o perderse y asegura que el Ibex-35 no va a ser más alcista por superar una nueva resistencia. Por último, ha declarado que el mercado tendría que consolidar o corregirse antes de encontrar fuerza para dirigirse a los máximos del año.