El mercado no lo tiene muy claro pero el importe de compra podría encajarse dentro del plan de inversiones de la compañía tiene hasta 2009, aunque no creemos que tenga mucha trascendencia en su cotización.
Estamos recuperando parte de las pérdidas de los últimos días y podríamos entrar en una fase de consolidación, pero no hay nada nuevo. El tono positivo se mantiene y lo que ha anticipado las caídas son los temores sobre un aumento de las previsones en los bancos hipotecarios. Sin embargo no es algo de tanta magnitud que permita pensar que puede haber algo más grave en las bolsas. Quizás nos mantengamos en un tono correctivo pero en los 14.600-14.700 puntos estará el nivel máximo de retroceso. Hay cierta incertidumbre que no encaja dentro de lo que han sido las operaciones de Telefónica, pues es una operación en un país complicado donde se percibe que no será fácil un aumento de la participación minoritaria y mantener un 5% no se ve ni bien, ni sencillo. El mercado no lo tiene muy claro pero el importe de compra podría encajarse dentro del plan de inversiones de la compañía tiene hasta 2009, aunque no creemos que tenga mucha trascendencia en su cotización. En el corto plazo hay que destacar el resurgir de las eléctricas una vez que el tema de Endesa va finalizando, el mercado está pendiente del resto del sector y creo que ahí es donde puede estar el foco de atención en las próximas semanas.