Creo que esto ha ido a peor más rápido de lo que pensábamos y además creíamos que la vuelta a mejor iba a ser rápida. “Hoy tenemos el conference call del G-7 y creo que andaremos bailando al son de lo que se filtre. Estamos muy próximos a lo que Alemania pretendía: supervisión bancos, unidad fiscal…que tiene sentido para que después se puedan construir más cosas en la Eurozona”, explica Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter.
Ahora se han dado cuenta de que no hay tiempo, esto no se puede extender más allá de las elecciones en Grecia.
Forcada sin embargo cree que “tenemos que esperar a que se cumplan eventos de calendario: elecciones griegas, cumbre del G-8, auditorías externas de bancos españoles …y eso dará como resultado conocer que España tiene un problema en las ex-cajas, problema de déficit que es muy difícil controlar si no se limita el déficit de las CCAA….”. Alemania no ha estado muy interesada en resolver esto porque se han financiado gratis y la tensión a ellos no les afecta.

La eurozona no sólo es Alemania. “Italia+ España es un punto más que Alemania y además la Eurozona no se construye sin España o Italia, pues sin éstas las exportaciones alemanas van otros estados miembros. Cuando el problema español o italiano es un problema europeo y éste es global y depende de que salga Obama en noviembre....no es está tratando bien”.

Este experto “todavía estaría favoreciendo posiciones en efectivo, no asumiría ningún riesgo peor creo que hay que estar atentos en julio/agosto porque habrá un momento muy interesante en que habrá oportunidades muy buenas para comprar a precios atractivos”.