El maltrecho chicharro encabeza los avances del Mercado Continuo después de lograr una prórroga para refinanciar sus acreedores. Las últimas semanas se ha colocado entre los valores más alcistas, pero su situación técnica y financiera deja qué desear.

Amper se convierte en el abandera de la renta variable española este martes. A estas horas se revaloriza un 8,47% después de conocerse que ha logrado pactar una prórroga con sus acreedores para aplazar al refinanciación de su deuda hasta el próximo 30 de noviembre.

Amper ha mostrado su intención en un hecho relevante remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y en el que el grupo tecnológico indica que durante esta prórroga intentará "formalizar el acuerdo sobre la reestructuración de la deuda del grupo en España y tomar cuantos acuerdos y medidas sean necesarias para ejecutar la recapitalización de Amper y refinanciación del grupo en España".

La tecnológica requiere más tiempo porque aún no se ha consumado la venta del 51% de su filial Amper Programas Electrónica y Comunicaciones a Thales España para dar desahogo a su situación económica. De hecho, la prórroga ha quedado condicionada a la venta de esta filial y se hace vital puesto que a finales de julio venció el plazo para que la empresa se recapitalizara y así pudiera recibir una inyección de 15 millones de euros por parte del fondo Slon Capital LLC. Este fondo se quedaría, a su vez, con un 20% de Amper, una vez la tecnológica lograra reestructurar todas sus deudas, pero este pacto ha quedado invalidado.

A pesar de este telón de fondo, el valor hoy se dispara fruto de la especulación, un arma de doble filo que puede hacer subir o bajar exponencialmente a estos valores de baja capitalización. Así pues, hoy Amper se sitúa en los 0,63 euros. El valor ha encontrado apoyo en el soporte de los 0,60 euros y podría rebotar hasta los 0,70. No obstante, no podemos olvidar que este valor a principios de mes cotizaba en mínimos históricos, en 0,48 euros y, desde ese nivel rebotó pero pronto su RSI alertó de sobreventa.

De hecho, José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga Sociedad de Valores, alerta de que “Amper es una compañía con un negocio muy tocado con un equipo gestor muy disperso y mal gestionado. Los cambios accionariales y de negocio no se han entendido y se han traducido en mínimos históricos. Todavía queda por ver a qué se dedica y hacia dónde va la compañía y sus vías de crecimiento, por ello, seguirá sufriendo fuerte volatilidad y no me extrañaría verla en mínimos nuevamente en unas semanas”.

Si no somos inversores muy experimentados y tolerantes al riesgo, no debemos dejarnos llevar por las rentabilidades exponenciales de algunas sesiones, ya que la baja capitalización del título, apenas 27,81 millones de euros, favorece los bandazos del precio, tanto al alza, como a la baja.

Si desea estar al tanto del cambio de situación técnica de Amper, apúntese a nuestras alertas de cambio de ciclo.

analisis tecnico amper