iShares, la plataforma de fondos cotizados (ETF) de BlackRock, Inc. (NYSE: BLK), ha anunciado hoy que el patrimonio del fondo iShares S&P 500 ha alcanzado los 9.200 millones de dólares, convirtiéndose en el mayor fondo cotizado e indexado de Europa.

Desde comienzos de 2011, el fondo ha registrado un flujo neto de nuevos activos de más de 1.000 millones de dólares, lo que pone de relieve el renovado interés de los inversores por la renta variable y, en concreto, por los mercados desarrollados.

El fondo ofrece acceso a uno de los índices de referencia más importantes para la renta variable estadounidense, el S&P 500. Desde que iShares lanzó este ETF en Europa en 2002, el índice S&P 500 ha registrado una rentabilidad del 26,98%. El fondo, que invierte en acciones físicas y replica íntegramente el índice, ofrece exposición a las 500 mayores empresas de EE.UU. por capitalización bursátil.

El volumen de activos de 9.200 millones de dólares gestionado por el iShares S&P 500 permite a los inversores conseguir una exposición muy líquida y de coste reducido al mayor mercado bursátil del mundo con una única operación. Durante 2010, el volumen de negociación diario del fondo fue de 69 millones de dólares, con un diferencial medio que se situó sistemáticamente por debajo de los 10 puntos básicos.

David Gardner, responsable de ventas para la región de Europa, Oriente Medio y África de iShares, señaló: «Muchos inversores esperan rentabilidades positivas de las acciones de los mercados desarrollados en 2011 tras varios años de mal comportamiento. Ahora que el S&P 500 está alcanzando niveles no vistos desde junio de 2008, el mercado estadounidense se ha convertido en uno de los grandes beneficiados del optimismo de los inversores».

David Gardner añadió: «Los inversores europeos están optando por entrar en renta variable estadounidense a través del iShares S&P 500 por dos razones: en primer lugar, los ETF ofrecen una exposición instantánea que permite a los inversores abrir instantáneamente una posición o aumentar sus asignaciones a una clase de activo; en segundo lugar, el tamaño de un fondo cotizado es también un factor importante, ya que los productos muy líquidos permiten a los inversores comprar y vender con un impacto mínimo en el mercado y conseguir diferenciales más ajustados cuando operan. En este sentido, contamos con 16 proveedores oficiales de liquidez que crean mercados para el fondo en diferentes bolsas de valores de Europa, lo que también garantiza la liquidez».