No ha habido sorpresas en la Junta de Accionistas de Abertis, que se ha celebrado hoy en Barcelona. Los accionistas han aprobado todos los puntos del orden del día y el tema más candente, el del rescate de las autopistas, se ha resuelto con un “nosotros ya lo tenemos provisionado”.
“El impacto en las cuentas, si acaso, será positivo porque está todo provisionado, afirmó el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, a preguntas de los periodistas. “Las radiales en el balance hoy están contabilizadas a un euro”, explicó el directivo. Pero, si tal y como parece, la administración procede al rescate de estas vías, Abertis se podría ver beneficiado". Los directivos han explicado que en total, las participaciones en las carreteras que podrían ser rescatadas y en las que invirtieron a través de consorcios, la concesionaria catalana había invertido un total de 207 millones de euros.

“Es una cuestión que no nos ha sorprendido. La problemática que se ha ido derivando de unas concesiones que adolecen de varios problemas: oportunidad, diseño y crisis -afirmó el presidente de la empresa-. Es una cuestión que se venía venir”, explicaba Salvador Alemany, el presidente de la empresa.

Hoy El país publica en referencia al rescate de las autopistas que "fuentes del Ejecutivo explicaron que el objetivo es que las ayudas del Estado “sean lo más bajas que sea posible” para no tener problemas con Competencia". Hasta el momento, se habla de quitas de hasta el 50%, aunque es un extremo que, por el momento, no está confirmado.

Por el momento, aunque no hay ningún acuerdo establecido, Alemany ha apuntado que se trata de una “temática compleja”, ya que existen varios actores administraciones, banca, accionistas concesionarias y constructoras. “La cuestión lleva bastante tiempo tomando la dirección que, desde nuestro punto de vista, tendrá que acabará tomando y es lo mismo que ya sucedió en los 80”, recordaba el directivo. El presidente supone que el rescate se hará “bajo una fórmula en la que la administración recupera para sí una explotación que es siempre titularidad de la administración que gestiona durante un tiempo la concesionaria”.

El directivo ha explicado que “si la administración recupera este activo antes de tiempo por las dificultades de las concesiones, estaba previsto desde el principio -responsabilidad patrimonial de la concesión- en la firma de los contratos”. 



Dividendos

Por lo demás, la Junta de Accionistas ha aprobado un dividendo de 0,66 dólares por acción del que ya se han pagado 0,33 euros.  También se ha aprobado una ampliación de capital liberada con cargo a reservas de una acción nueva por cada 20 antiguas.

Alemany ha recordado que “en los últimos 10 años, la rentabilidad media anual de Abertis ha sido del 16%. Creo que el accionista retail está con la compañía y tiene razones objetivas para estar contento con ello”, apuntó.

En bolsa, la compañía subió el año pasado alrededor de un 37%, aunque desde enero de 2014 su revalorización ronda apenas el 2%.

Abertis en bolsa


Los directivos de la compañía han explicado que 2014 podría ser mejor para la empresa. “Terminamos el 2013 y empezamos el 2014 en una situación mejor en todos los países en los que nos movemos”, afirmó Salvador Alemany antes de la Junta de Accionistas. Y eso pese a que el presidente de la empresa cree que este año en España se seguirá reduciendo la inversión pública.

En este sentido destaca que la mejora en España comienza a ser palpable. “Parece ser que hemos tocado fondo y el decrecimiento del tráfico en España ha rozado el 0% en los últimos meses del año”, explicaba Franciso Reynés.

De hecho, los datos de tráfico de los dos primeros meses del año muestran un crecimiento  por primera vez desde 2008, con un incremento del 1,5%. También han sido positivos los dos primeros meses del año en Francia, así como en el resto de países en los que están presentes como Brasil o Chile.

Internacionalización

Los directivos de la compañía han explicado que para este ejercicio planean una inversión de 1.300 millones de euros, de los que un 35% del total irán a parar a España. En concreto, este dinero estára relacionado con los proyectos los programas del próximo lanzamiento de Hispasat, con la finalización de la adquisición de las torres a Telefónica y Yoigo y para completar algunos proyectos en torno a las autopistas actuales.

Sin embargo, en Abertis no descartan realizar adquisiciones y para ello destacan que en la actualidad tienen en caja alrededor de 3.000 millones de euros.

Abertis ha confirmado que en la actualidad están en un consorcio con una participación del 51% para hacerse con algunos activos de autopistas en Brisbane (Australia). Tampoco han descartado la posibilidad de entrar en un posible proceso de venta de la empresa de satélites israelita Spacecom. “Estamos estudiando cualquier operación de crecimiento que tenga sentido y dentro de ese estudio veremos si lo compramos, o no compramos”. Spacecom, es un proceso público y no vamos a decir que no entra dentro de la estrategia de Hispasat buscar oportunidades de crecimiento, pero no podemos decir si lo vamos a comprar”, afirmó Reynés.

“Queremos seguir internacionalizando el perímetro de la compañía. Aun así, no pondremos en peligro el rating y queremos seguir creando valor para el accionista”.  En este sentido, el consejero delegado ha apuntado que se encuentran muy satisfechos con su actual posición financiera. El año pasado redujeron su deuda en unos 1.000 millones de euros gracias, entre otras cosas, al proceso de desinversiones que en 2013 supuso algo más de 1.000 millones de dólares (-7%).

En la actualidad, la deuda de la empresa a finales de diciembre era de 13.155 millones de euros, 4,5 veces Ebitda. Un año antes, este ratio era de 5,7 veces.

Hace unos meses obtuvo la mejora del rating por parte de S&P y en la actualidad está en el BBB con perspectiva estable. “La deuda la tenemos a un coste medio del 5,1% “claramente competitivo”, aseguró Reynés.  En su opinión, la compañía sigue siendo interesante para los inversores de renta fija, y eso se demuestra en la aceptación de las tres emisiones hechas el año pasado, cuando se vendieron bonos por un importe de 1.500 millones de euros.

De hecho, afirman que en las últimas semanas han seguido aprovechando las oportunidades del mercado de deuda corporativa y en las últimas semanas han emitido títulos por un importe de 300 millones de dólares a un tipo menor, del 3,125% y a un plazo de entre 10 y 12 años. “Esto implica que estamos cubiertos ante posibles vaivenes de los tipos de interés”, asegura Reynés.

Por último, la Junta de Accionistas ha aprobado la incorporación al Consejo de Administración, a Susana Gallardo a propuesta de CaixaHolding, en sustitución de Ricardo Fornesa. Además, la compañía ha esstrenado hoy una nueva imagen de marca.