El Consejo de Ministros aprobó hoy una subida de 2,9 céntimos de euros por litro en el impuesto sobre hidrocarburos que se aplica tanto a la gasolina con o sin plomo como al gasóleo de automoción, lo que permitirá ingresar 1.097 millones de euros anuales. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, anunció que el Ejecutivo ha decidido aumentar "ligeramente" este impuesto y explicó que el gasóleo profesional y agrario, así como el de calefacción o el destinado a usos industriales, no resultarán afectados por la medida.
El Gobierno recuerda el alto componente medioambiental de la imposición sobre los carburantes, ya que contribuye a racionalizar el consumo fomentando la eficiencia energética y reduciendo las emisiones de CO2. Una eventual moderación del consumo, señala, se consideraría positiva para el cumplimiento de compromisos medioambientales, pese a su coste recaudatorio a corto plazo.

En todo caso, el incremento de la recaudación a través de esta medida contribuirá muy especialmente a hacer frente a los gastos derivados de la aplicación de la Ley de Dependencia, indicó el Ejecutivo.

PRECIOS EN PAISES VECINOS

Salgado señaló que, a pesar del incremento, el precio del litro de gasolina y gasóleo seguirá siendo en España inferior al de Portugal y Francia. Con el incremento impositivo, la gasolina se situará en 1,03 euros el litro, mientras que el gasóleo lo hará en 0,906 euros el litro.

Los precios en Portugal y Francia, según los datos aportados por la ministro de Economía, alcanzan 1,273 y 1,23 euros, respectivamente, en el caso de la gasolina, así como 0,98 y 0,97 euros en el caso del gasóleo. "Aun con este incremento de impuestos, el precio de la gasolina y gasóleo será inferior al de los dos países con los que compartimos frontera terrestre", indicó.

La medida se inscribe en el Real Decreto Ley aprobado hoy por el Gobierno, en el que se incluye la concesión de créditos extraordinarios y suplementos de crédito por un importe de casi 20.000 millones de euros destinados a financiar las prestaciones públicas por desempleo y algunas de las medidas anunciadas en el pasado debate del estado de la Nación.

RECAUDACIÓN DE ESTADO Y CCAA

Por otro lado, la ministra señaló que, cuando se apruebe el nuevo modelo de financiación, el 58% del impuesto será ingresado por las comunidades autónomas, frente al 42% del Estado.

Hasta ahora, este impuesto se distribuía a razón de un 60% para el Estado y un 40% para las comunidades autónomas tanto en el caso de los hidrocarburos como del tabaco. De los 1.097 millones anuales, al Estado le corresponderán 606 millones.