La llegada del magnate neoyorkino a la presidencia de Estados Unidos comienza a tener un efecto claro sobre el mercado de divisas. Y es que el dólar se revaloriza frente a las principales divisas. El euro, en particular, se encuentra cerca de encontrarse con los mínimos en lo que llevamos de ejercicio.
 
Si hay una tónica común en la que coinciden la mayoría de los analistas es que no se sabe qué puede suceder con el gobierno de Donald Trump. Pues bien, parece que en el mercado de las divisas se empieza a visualizar una respuesta clara. El dólar ha vuelto a recuperar la fortaleza que tenía durante meses atrás y comienza a revalorizarse fuertemente con respecto a las principales divisas del mundo.

Parece que los mercados descuentan que la subida de tipos de interés se va a terminar produciendo y no solo eso sino que también en la hoja de ruta del multimillonario norteamericano también estaría la de llevar una normalización monetaria tan pronto como sea posible.

Claro está que aún le falta por conformar parte de su gabinete entre los que se encuentra el secretario del tesoro, que podría dar una idea clara del rumbo que quiere tomar Trump durante los próximos cuatro años. Pero lo que está claro es que los inversores ya van viendo el color que se puede tomar y las divisas ya lo empiezan a descontar.

En concreto, el euro-dólar alcanza casi los niveles mínimos de todo el 2016 y pierde el nivel del 1,08. Una zona de la que no bajaba desde febrero de este año, cuando se produjo toda la inestabilidad por la crisis en Asia y en China en particular. Desde entonces la moneda europea había provisto una contención muy clara sobre ese nivel que actuaba de freno en las aspiraciones de los bajistas.

Euro-Dólar


Aunque no es solo frente al euro. Contra el yen, tal y como indica José Luis Cárpatos, analista independiente, se han visto fuertes saltos de stop durante esta semana. Se empieza a ver con notoriedad una resolución de lo que puede haber a partir de ahora en los mercados. Las próximas designaciones de secretarios (lo que serían ministerios en Europa) podrían dar nuevas pistas sobre el camino que va a seguir Estados Unidos a partir de ahora y, por ende, los mercados de renta variable y de divisas.