Los niveles de soporte que colocábamos la pasada semana en los 10.850 puntos se han elevado gracias a los comportamientos de los precios en las últimas sesiones hasta los 10.960, esto es el mínimo de hace tres días, que si se perdiese confirmaría que esto ha sido un mero rebote y se saldaría con fuertes caídas.
Es imposible saber si el rebote va a consolidarse, así que deberíamos ir siguiendo los precios y aprovechar las opciones de compra sin perder las referencias de sesgo alcista. Los niveles de soporte que colocábamos la pasada semana en los 10.850 puntos se han elevado gracias a los comportamientos de los precios en las últimas sesiones hasta los 10.960, esto es el mínimo de hace tres días, que si se perdiese confirmaría que esto ha sido un mero rebote y se saldaría con fuertes caídas.