El cobre está experimentando una recuperación modesta en el corto plazo de la mano de la subida del petróleo y la reducción de oferta, aunque los expertos de Barclays muestran escepticismo con respecto a que lo peor ha pasado para el metal.
 
Después de dos semanas de abaratamiento, durante las cuales el metal rojo ha perdido un 8% de su valor, el cobre logró volver a los escenarios al final de la semana pasada. En línea con una recuperación de los mercados mundiales de renta variable, el cobre subió en casi un 3% la semana pasada, acumulando la mayor parte de las ganancias el jueves y el viernes. También logró romper la barrera de las 200 libras por onza por primera vez desde el 8 de enero.
 
¿Es esto un signo de una reaparición del cobre?
Los expertos de Barclays se muestran escépticos; piensan que el rebote del precio del cobre es un signo de una reciente reducción de sentimiento bajista después de dos semanas de caídas de las materias primas y la renta variable. Por otra parte, teniendo en cuenta un período de liquidaciones sostenidos en el cobre, la reciente recuperación en el precio puede ser una simple cuestión de la cobertura de cortos.
 
Más allá del corto plazo, los factores fundamentales para el metal no han mejorado, y aunque desde Barclays piensan que es posible que los precios se estabilicen en los próximos meses, más presión a la baja es posible, a menos que los indicadores de demanda significativa cambien. Consideran pues, que los mínimos de este mes no son los mínimos del año. El entorno de debilidad de la demanda, junto con el aumento de los riesgos en los mercados desarrollados y China podrían llevar al cobre a nuevos mínimos a lo largo del ejercicio.

PREVISIÓN PRECIOS DEL COBRE Y PETRÓLEO
COBRE


COBRE

 

¿Cuándo veremos los mínimos anuales del cobre?
Desde Barclays consideran que los nuevos mínimos podrían llegar en la segunda mitad del año, con los precios subiendo a un promedio de 4,180 dólares por tonelada en el último trimestre.
 
A corto plazo puede haber una estabilización de los precios como consecuencia de dos tendencias:
- Por la reducción de los inventarios. Según informaciones publicadas por Bloomberg hay mucho metal bajo control de los comerciantes, lo que  puede ayudar a impulsar los precios disuadiendo la especulación bajista. 
 
- Por la recuperación de la los precios del petróleo. Si, efectivamente, los mínimos vistos la semana pasada fueran los mínimos del año y el petróleo siguiera recuperándose las próximas semanas, el sentimiento alcista podría extenderse a otras materias primas, como el cobre.
 
Como se puede ver en el siguiente gráfico, los precios del petróleo y del cobre se han correlacionado ampliamente desde el 1 de enero de 2015. Esa correlación se rompió con el rebote del petróleo de la semana pasada.

CORRELACIÓN PRECIO PETRÓLEO Y COBRE
PETROLEO Y COBRE