La inmobiliaria obtuvo un beneficio de 249 millones de euros  gracias al aumento de la demanda del mercado de oficinas prime.
 
La compañía explica en su nota que “la combinación entre la oferta de Colonial y el ascenso de la demanda del mercado de oficinas prime ha hecho que durante los nueve primeros meses del ejercicio 2016” ha generado un aumento de los metros cuadrados de oficinas alquiladas gran parte en España. Además, explican que en este tiempo también se han producido aumentos de los precios de alquiler en las ciudades en las que opera.

Además del incremento de los precios, la empresa también ha mantenido los niveles de ocupación en todos sus inmuebles. Apuntan que “la compañía ha conseguido una ocupación EPRA del 97%, un porcentaje que aumenta en 221 puntos básicos la ocupación del año anterior. Por ciudades, el portfolio de oficinas de Madrid tiene un nivel de ocupación del 98% (+559 puntos básicos), el de Barcelona del 96% (+838 puntos básicos) y el de París del 96% (+144 puntos básicos)”, explican. 

 El consejero delegado de Inmobiliaria Colonial, Pere Viñolas, explica que “la política de crecimiento de Colonial se basa en una firme apuesta por un portfolio de calidad con adquisiciones y reposicionamiento de activos, a través de un alto conocimiento del negocio y una absoluta disciplina financiera”.

Además de la buena evolución de la demanda, en este tiempo la compañía ha mantenido la política de adquisiciones. En junio culminó la operación Alpha, con la que han adquirido cuatro inmuebles y la compra de un 4,4%de su filial francesa SFL.

También explican que “la compañía ha proseguido durante este tercer trimestre con la implementación de su plan de crecimiento y ha adquirido recientemente una participación del 1% en SFL, aumentando su posición hasta un 58,5%, y otra del  15,1% en Axiare Patrimonio Socimi S.A. Esta última es complementaria con la estrategia de la compañía y ofrece una rentabilidad atractiva”, aseguran.
inmobiliaria colonial