El BBVA ha empezado a comercializar una hipoteca a 40 años que financia hasta el cien por cien del valor de tasación de la vivienda y que permite aplazar hasta el vencimiento del préstamo el pago del 30% de la cantidad solicitada, informó la entidad.
Este producto, que mejora las condiciones que hasta ahora ofrecía la Hipoteca Fácil, da también la posibilidad de elegir entre tipo fijo o variable y cambiarlo durante la vida de la hipoteca, de ampliar o reducir su duración hasta diez años y de suspender el pago de hasta dos cuotas al año.