El 67 por ciento de los trabajadores está pensando mejorar su formación para hacer frente a la crisis económica y un 64 por ciento reconoce que no trabaja en lo que ha estudiado, según se desprende de una encuesta de la empresa Randstad del mes de abril. Los datos del estudio, difundidos hoy y realizados sobre una muestra de 1.000 personas, reflejan que la formación es "fundamental" a la hora de seleccionar a un candidato para un empleo, aunque el 64 por ciento de los trabajadores encuestados dice no ocupar un puesto que corresponde con los estudios que ha cursado.

Por ello, y ante la actual recesión económica, casi siete de cada diez entrevistados afirman que estarían dispuestos a mejorar su formación para acceder a mejores oportunidades laborales, aunque de ellos, un 62,5 por ciento confirman que volverían a estudiar lo mismo.

Según la encuesta, el porcentaje de hombres que no trabaja en lo que ha estudiado es del 68 por ciento, superior al de las mujeres que es del 60 por ciento, mientras que los encuestados de entre 45 y 65 años representan la franja de edad donde hay menos personas que ocupan un puesto de trabajo correspondiente a los estudios cursados.

Por nacionalidad, la encuesta de Randstad señala que el 72 por ciento de los extranjeros no trabajan según la formación que han recibido, frente al 62 por ciento que representan los ciudadanos de nacionalidad española.

En cuanto a la formación de los trabajadores, los que cuenta con Formación Profesional (FP) y los universitarios son los que muestran porcentajes más altos de personas que trabajan según sus estudios. Así, el 48 por ciento de los universitarios y el 40 por ciento de personas con FP ocupan puestos laborales relacionados con su formación.

Por Comunidades Autónomas, Cantabria es la que tiene mayor porcentaje de personas que trabajan en lo que han estudiado (un 50%) mientras que Castilla La Mancha, es donde menos trabajadores ocupan un puesto relacionado con su formación (un 15%).