El 60% de los consumidores españoles presta más atención a las ofertas de grandes marcas y de nuevos productos ante el actual escenario de crisis, según un estudio de TNS Consumer. No obstante, según el informe, no todas las ofertas atraen por igual a los consumidores, quienes siguen confiando en las marcas y en la innovación como principal factor de movilización de sus compras. En concreto, el 52% de los consumidores percibe que hay más productos de oferta, mientras que el 40% visita más establecimientos para encontrar productos al mejor precio.
Según el grupo de los 'FutureShapers', es decir, aquellos individuos que están marcando las tendencias del futuro, este dato es un 30% superior. Sin embargo, el estudio destaca que este colectivo, aunque en estos momentos se fija más en los precios, se permite ahora más caprichos.

El director general de TNS Consumer, Albert Ramírez, destacó que ante una excesiva presión promocional, existe el riesgo de que fabricantes y distribuidores abandonen políticas diferenciales de marca e innovación, desatendiendo así a su clientela de más valor que necesita cubrir otras necesidades más allá del precio.

"Es muy probable que si estos consumidores no encuentran lo que buscan en sus canales habituales de venta ni en sus marcas insignia, empiecen a buscarlo en productos y canales más personalizados; no en vano, son los que más establecimientos visitan y los que hacen un mayor número de compras pequeñas", concluyó Ramírez.