El 30% de los españoles tiene previsto comprar un vehículo usado antes de que finalice el próximo año, según un estudio europeo realizado por Vocatus para la plataforma de vehículos en Internet AutoScout24, que refleja que más del 60% de los compradores potenciales "muestra una predisposición positiva a la compra de un coche usado".




Sin embargo, este informe señala que España está en los últimos puestos europeos en intención de compra de un automóvil de segunda mano. Así, en Francia un 50% de los clientes están dispuestos a adquirir un coche usado, mientras que en Italia la cifra se sitúa en el 42% y en Alemania en el 39%.

El documento indica que la crisis económica ha incrementado la predisposición de los españoles a la adquisición de un automóvil usado. Así, AutoScout24 señala que esta predisposición está motivada, principalmente, por el factor "precio".

La investigación realizada por Vocatus destaca que la compra de un coche de segunda mano supone un ahorro de más de 7.000 euros para los consumidores en comparación con el precio de un vehículo nuevo, por lo que este factor adquiere mayor importancia frente a otras consideraciones como el equipamiento o la edad del automóvil.

El estudio señala, a su vez, que la intención de compra de un vehículo de segunda mano entre el colectivo inmigrante "ha decaído", especialmente, por las fuertes restricciones de crédito impuestas por bancos y cajas.

Para finalizar, el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, explicó que el crédito es la variable "que está jugando más en contra del mercado de ocasión", puesto que las entidades financieras "miran bajo lupa" la concesión de operaciones.