En el último informe mencionábamos que el Ibex 35 requería de un mayor ímpetu por parte de los participantes de mercado, dado que la actividad de contratación en el corto plazo estaba restando fiabilidad al movimiento de ataque a resistencias significativas como son los 8.740 puntos (ver: “El Ibex 35 requiere de un mayor ímpetu en el corto