La entidad bancaria germana, la mayor de Alemania, ha avisado que va a acometer una ampliación de capital de hasta 8.000 millones de euros con el fin de poder mantener Postbank. El efecto se ha visto de manera negativa por los inversores que hacen retroceder a la acción hasta más de un 6%.
 
El equipo directivo de Deutsche Bank tomó la decisión, que el Postbank, con unos 14 millones de clientes y uno de los mayores bancos para minoristas alemanes, se integrará con el negocio de banca privada y de financiación de empresas. En este sentido, Deutsche Börse tiene la intención de sacar a bolsa una participación minoritaria de la gestión de activos, tal y como ha comunicado la compañía al regulador. Esto ha provocado un importante retroceso en los títulos del banco.

Detusche Bank


Con este lanzamiento a los mercados y otras ventas, Deutsche Bak considera que puede captar hasta unos 2.000 millones de euros. De esta manera, el primer banco germano emitirá en esa ampliación de capital hasta 687,5 de nuevas acciones con las que pretende conseguir 8.000 millones de euros.

"Nuestras decisiones son un paso importante para hacer a Deutsche Bank más fuerte y poder crecer de nuevo", explicó John Cryan, presidente de la junta directiva. "La ampliación de capital mejorará notablemente nuestra fuerza financiera. Con nuestra próxima estructura debemos estar posicionados de la mejor manera para incrementar ingresos y nuestro beneficio", añadió Cryan.

Por otro lado, el presidente del consejo de supervisión, Paul Achleitner, hizo hincapié en que Deutsche Bank sigue siendo un banco con fuertes raíces en Alemania y Europa y seguirá teniendo una fuerte posición en el negocio mundial con empresas, instituciones y clientes privados adinerados.