Deoleo se convierte en el mejor valor de la sesión y con el volumen respaldando el movimiento. Aparentemente no hay ninguna noticia que justifique esta fuerte subida, pero el precio está atacando la parte alta del canal alcista en el que se recupera desde julio.
 
Deoleo destaca hoy con fuertes subidas dentro del Mercado Continuo. De hecho, ha llegado a marcar máximos intradiarios en los 0,23 euros, lo que ha supuesto una revalorización máxima del 21%. Además, este tirón lleva al precio a atacar la parte alta del canal alcista en el que se mueve desde junio y que coincide con el primer retroceso de Fibonacci en los 0,23 euros.
Si supera este precio al cierre, su siguiente resistencia estaría en los 0,28 euros. En cambio, si no logra escapar del canal alcista, podría regresar a la parte baja en los 0,18 euros.


 
Esta subida viene respaldada por la elevación del volumen, pues el número de títulos que está negociando hoy multiplica por casi 8 veces el que suele mover a diario. Además, el efectivo negociado ya asciende a 1,6 millones de euros, en una compañía que capitaliza 219 millones.
 
 
Deoleo está intentado recomponerse por dentro y también por fuera. Tras la destitución de Manuel Arroyo Prieto como consejero delegado y José María Vilas Aventín como presidente ejecutivo, la compañía quiere dar un viro en su gestión, aunque las agencias de calificación aún no lo ven claro. De hecho, poco después de llevar a cabo estos movimientos en su cúpula, Standard & Poor´s mantuvo su calificación crediticia en B- y perspectiva estable, mientras que Moody´s la rebajó a Caa1 desde B3, con outlook negativo. Esta última agencia de calificación basó principalmente su opinión en que el entorno de altos precios del aceite de oliva continuará presionando los márgenes y en los retos pendientes del plan de negocio de Deoleo.
 
La compañía alimentaria arrastra varios trimestres de pérdidas. Hasta septiembre obtuvo un resultado neto negativo de 26,9 millones de euros debido a gastos no recurrentes que ascendieron a 26,2 millones de euros. No obstante, el EBITDA mantuvo una tendencia positiva alcanzando los 38 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 19,3% respecto al mismo período del año anterior. Respecto a la deuda financiera neta, creció ligeramente hasta los 547,9 millones de euros, esto es, un 4,5%.