En estos momentos deberíamos comprar volatilidad, comprar put y call que se encuentran a buen precio y a través de los que se contrarrestan los efectos de las caídas que en estos momentos serían normales. Con este panorama, recomendaría seguir en el mercado ya que la posición alcista actual es la vencedora.
La semana pasada me mostré muy alcista con respecto al corto plazo, pero la velocidad en que el mercado se ha movido ha superado todas las expectativas. Sin embargo, ya ha llegado el momento de hacer ciertas rotaciones, de salir del Ibex, que ha encabezado el rallye de las subidas bursátiles, para entrar en el Eurostoxx o en el Dax..., índices que van por detrás. El S&P con un PER de 18 veces también puede ser una buena opción. Pero no hay que olvidar que los mercados están sobrecomprados, por lo que hay que mantener la cautela.