El S&P500 cotiza a 21,6x PER y el DJ Stoxx 600 a 15,5x, nuestros principales índices de referencia bursátiles a ambos lados del Atlántico y con relación a los beneficios 2017. Son múltiplos exigentes (ligeramente superiores a la media histórica) con relación a las estimaciones de consensus del mercado. Por ello, pensamos que nuestro principal pilar para nuestra visión positiva es el carácter expansivo del ciclo macro y microeconómico. Por ello, en el área de análisis fundamental prestamos especial interés a la evolución de los resultados empresariales. 

Dichos resultados empresariales ya son significativos, habiendo publicado un 50% de las compañías, tanto en Estados Unidos como en Europa. La temporada de resultados es muy robusta de nuevo, sorprende positivamente a las estimaciones previas de los analistas. 

En Estados Unidos, han publicado un 55% de las compañías de nuestro índice de referencia, el S&P500. La tasa de crecimiento interanual del BPA (beneficio por acción) es de un 24% (9% a nivel de ventas) y un 75% de las mismas batieron las estimaciones previas de los analistas (por un 6%). El performance positivo es generalizado a nivel sectorial, especialmente en aquellos sectores cíclicos y en las financieras (bancos y seguros). 

En el viejo continente, tomando como referencia el DJ Stoxx600, han publicado el 52% de las compañías, batieron estimaciones de beneficios un 54% de las mismas (por un 4%) y la tasa de crecimiento del BPA (beneficio por acción) es de un 11% (5% a nivel de ventas) y a nivel sectorial destacamos el comportamiento cíclico (tecnología especialmente). En la eurozona (analizando el Euro Stoxx), los beneficios crecen interanualmente al 8% y al 3% en ventas. 

Por tanto, continúa la expansión de los beneficios empresariales, creciendo a doble dígito y generalizado a nivel sectorial y geográfico. La reacción de las bolsas a las sorpresas positivas al publicar resultados es más acentuado en Europa y ello soporta nuestra continuidad de visión positiva sobre los mercados de renta variable.