A pesar de una mal dato de empleo- que ha crecido un 9,6% en el primer trimestre- y de que se prevé una rebaja en la estimación en el crecimiento económico español, el selectivo español sube “contagiado por el cierre al alza de Wall Street y las subidas de Japón”. Los índices asiáticos se han alzado “gracias a la recuperación del dólar, que tranquiliza a las empresas exportadoras ante un aumento de la competitividad”, señala Laura Proubasta, analista de Agenbolsa. La clave de la sesión de hoy “estará en el índice de confianza de Michigan que dará pistas sobre la evolución del consumo en Estados Unidos”.
Sobre la suspensión de negociación de Inmobiliaria Colonial “no hay ninguna información” y seguramente, advierte Proubasta, “sea una interrupción de forma cautelar antes del relevo del accionariado”. Pero la protagonista de la sesión es ACS que ayer publicó un beneficio de 328 millones de euros. Son resultados “que han sorprendido positivamente, sobre todo por la evolución positiva de la división de ventas de construcción internacional”. Para la experta de Agenbolsa, “confiamos en la evolución de las actividades no vinculadas al sector de la construcción- especialmente medio ambiente e industrial- que podrían mantener los resultados de la compañía en los próximos meses”. Las recomendaciones que pesan sobre Iberia así como su estimación de precio objetivo “son factores positivos que ya están cotizados- y especialmente los rumores de movimientos empresariales”. La aerolínea puede estar perjudicada por el “alto precio del crudo y sobre todo, por el incremento de competencia de las aerolíneas de bajo coste”. Entre las recomendaciones de Agenbolsa cuentan Telefónica por “estar en un sector defensivo, tener una atractiva remuneración del accionistas y además tener un acuerdo con Microsoft para lanzar televisión por ADSL”. Los próximos resultados del primer trimestre, que se publicarán en el mes de mayo, también serán positivos.