El mercado sigue con resaca tras la decisión del presidente del BCE, Mario Draghi, de rebajar  hasta -0,40% los  tipos de depósito de los bancos en el banco central. Si hay algo que tienen claro los expertos es que esta medida dirigida a mejorar la economía del viejo continente les hace mucho más difícil el trabajo de buscar rentabilidades aceptables.
 
En estos momentos, hay ya cinco zonas del mundo con tipos de interés negativos: Suiza, Suecia, Dinamarca, Japón y la Eurozona. En opinión de los analistas de Citi en los próximos meses podríamos ver más países uniéndose a esta lista y, como no podía ser de otra manera, esta situación va a tener su reflejo en las bolsas. Pero creen estos expertos que los efectos en los mercados va a depender mucho de la evolución de las divisas.
 
En concreto, consideran que si las divisas de estos países continúan debilitándose la bolsa lo agradecerá, y viceversa.  “Esto confirma nuestras sospechas de que cuando los tipos entran en territorio negativo, la política monetaria se convierte en un juego de suma cero”, explican.

rentabilidad y divisas
 
Pero lo que hemos visto recientemente en los mercados de divisas, sobre todo con el euro es que cuantos más bancos centrales optan por la política de tipos cero, su habilidad para debilitar sus respectivas monedas se desvanece. Por eso en esta firma de inversión no esperan una depreciación significativa ni del euro, ni del yen. Es decir, que si se cumple esta previsión no tendríamos por qué ver necesariamente mejoras de estas bolsas,(o, al menos, las que procediesen tan solo de los beneficios de los tipos cero).
 
Invertir en empresas con alto dividendo
 
En la firma han creado un índice de cotizadas en países que actualmente están inmersos en esta política de tipos cero del que se han eliminado aquellos títulos que podrían verse obligados a reducir su política de retribución a los accionistas.
 
Recuerdan que recuerdan que las compras masivas de bonos soberanos del BCE han llevado de media la rentabilidad de este tipo de títulos al 0,4% mientras que la rentabilidad por dividendo de su índice de acciones es del 2,8%.  “Consideramos que este diferencial de 240 puntos básicos hará difícil que los inversores hambrientos de rentabilidad se puedan resistir. Creemos que se verán más atraídos por acciones defensivas con dividendos decentes”.
 
Estas serían las acciones globales elegidas, como se puede ver entre ellas no hay ninguna española.  Destacan compañías como Toyota, Orange o Novartis. 


Empresas seleccionadas


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
”Los gestores que hacen stock picking lo hacen peor que sus índices de referencia”