Aunque los 30 podrían ser los nuevos 20, lo cierto es que a esta edad la mayor parte de la población ya lleva varios años involucrada en el mundo laboral. Para muchos expertos es el mejor momento para comenzar a ahorrar de cara a la jubilación, aunque para ello queden más de 30 años por delante, casi una vida.
Porque, aunque la jubilación no está en las prioridades a esa edad, lo cierto es que comenzar a ahorrar en esos momentos podría conllevar muchos beneficios. En Aegon lo explican diciendo que “ a la edad de 30 años el horizonte temporal hasta la jubilación aún es lejano, por lo que podríamos ser un poco más flexibles y asumir un mayor nivel de riesgo ya que el tiempo suele amortiguar las volatilidades a corto y medio plazo”. ¿Estamos seguros de que no necesitamos un plan de pensiones?

La cuestión, explican la mayor parte de los expertos es decidir qué cantidad de riesgo es asumible por nuestro perfil. Para Borja L. Mancisidor, director de expansión de Gesconsult, “lo normal será que los inversores más jóvenes prioricen la liquidez, por lo que lo ideal sería la inversión en fondos que ofrecen disponibilidad diaria y que les ayudarán a ir conociendo el mundo de la inversión”, explica.

En Mymoney creen que la filosofía del ahorro tiene que ser parecida a cualquier edad. Es decir, hay que dedicarle parte de nuestros ingresos. Para Para Javier García Monedero, presidente de la firma “lo que varía por edades es el importe que hay que dedicar. Entre ahorro y seguro de vida, las personas jovenes puede bastarles con un 5% de sus ingreesos, las personas entre 35-45 años, necesitarán probablemente un 10% y las personas que empiecen más tarde necesitarán dedicar al menos un 15% de sus ingresos. Con esos importes se puede alcanzar el objetivo de acumular suficiente patrimonio como para mantener el nivel de vida después de la jubilación y tener suficiente protección contra invalidez y fallecimiento durante los primeros 20 años del plan”. ¿Cuánto debe ahorrar para mantener su nivel de vida durante la jubilación?

En Mymoney recomiendan optar por los fondos de inversión para invertir en renta variable. En la firma apuntan que es conveniente hacerlo en vehículos con bajas comisiones. “Estamos a favor de fondos de renta variable pura que inviertan en valor, nada especulativos y que no usen derivados para controlar la volatilidad. El inversor de ahorro periódico se ve frecuentemente beneficiado con la volatilidad gracias a la promediación del coste de sus participaciones”, explican en la entidad.

García Monedero recomienda que los fondos recojan no solo la apreciación de los valores sino el dividendo que repartan. Apunta el experto que “en plazos muy largos la rentabilidad media que se puede obtener sin ajuste por inflación bien puede estar alrededor del 12%”. Recuerda en la firma que en esos niveles de rentabilidad del 10% o 10% es donde más se ve la importancia de empezar pronto.

Por todas estas razones es necesario un asesor ya que, explican en Gesconsult, “siendo realistas, en la mayoría de casos el acceso a fondos de inversión de estos inversores más jóvenes se reducirá a la gama de producto de su banco, salvo que se tome la recomendable iniciativa de contactar con una gestora de fondos independiente, tras realizar un pequeño estudio de mercado (Unience, Morningstar, Feelcapital, Quefondos...)”. En Gesconsult afirman que para el próximo año el activo recomendado para este perfil de clientes sería la renta variable española y europea.

QUIZÁ LE INTERESE LEER ¿Cómo comenzar a ahorrar para la jubilación cuando tienes 20 años?

o Fondos: Reembolsos por primera  vez en 32 meses