Cuando hablamos de pensiones hay varios asuntos en los que coinciden todos los expertos. Para los españoles, el ahorro para esa etapa de nuestra vida no forma parte de nuestras principales preocupaciones y, además, comenzamos a planificarlo muy tarde.
 
Prácticamente el 100% de los expertos en ahorro están de acuerdo en un consejo; hay que intentar comenzar a guardar dinero desde jóvenes; cuanto antes, mejor. De hecho, si podemos comenzar a planificar con nuestro primer sueldo desde los 20 años, estaríamos haciendo lo idóneo. (En España preparamos la jubilación a partir de los 40 años y ya es tarde).

Para Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia, Latinoamérica y US offshore la situación está muy clara. “La seguridad en la jubilación está amenazada a nivel mundial y España no es una excepción. En este contexto, los ciudadanos tendrán que hacer mucho más a la hora de asegurar su nivel y calidad de vida una vez jubilados”.

De hecho, las distintas predicciones que hacen todas las firmas de análisis al respecto creen que el futuro del sistema nacional de pensiones en nuestro país es cristalino. Sobre todo porque en los próximos 20 años seremos el cuarto estado más envejecido del mundo y contaremos con una base menos sólida de trabajadores por cada jubilado. Es decir, si los políticos no dan un giro de 180 grados y buscan la cuadratura del círculo, nuestras pensiones no tendrán más remedio que ser más bajas. ¿Estamos seguros de que no necesitamos un plan de pensiones?

países más envejecidos


Y pensar con un horizonte a 40 años vista es muy difícil, sobre todo cuando cobras tus primeros sueldos. Como explican en Aegon, un joven a dicha edad tiene otras prioridades y, cuando hay capacidad de ahorro, esa acumulación de capital suele ir destinada a objetivos más cortoplacistas.

Para Javier Monedero, presidente de MyMoney, la importancia de ahorrar cuanto antes está relacionada con la rentabilidad. “Siempre es mejor empezar antes es mejor pero cuando la rentabilidad es alta, no solo con más tiempo se minimiza el riesgo sino que el efecto de la rentabilidad compuesta provoca un crecimiento exponencial que muy poca gente sabe intuir”.

El experto explica que “Hay una razón psicológica pero muy racional por la que la gente no ahorra. Si me das a elegir comerme un solomillo ahora mismo o comerme el mismo solomillo cuando tenga 65 años, te diré que prefiero comérmelo ahora mismo. El razonamiento es imbatible. No existe ninguna ventaja por postergar el disfrute de las cosas. Ahora bien, si se le preguntara a esa misma persona la pregunta de otra manera, tal vez la respuesta fuera diferente. “¿Estarías dispuesto a renunciar hoy a este solomillo a cambio de tener la garantía de un solomillo como este cada día desde que cumplas los 65 años en adelante?”

De hecho, en Aegon recuerdan que “es muy reconfortante observar el efecto positivo de los incrementos anuales en las aportaciones para compensar el IPC y el acelerador que conseguimos con una tasa de interés compuesto. Nuestros clientes suelen sorprenderse gratamente al ver que con una mínima aportación al mes sea posible acumular determinado capital al cabo de 30 años”. ¿Cuánto debería ahorrar para mantener su nivel de vida durante la jubilación? 

¿Cómo planteamos, entonces, esa cartera a los 20 años?

Para Borja L. Mancisidor, director de expansión de Gesconsult, “una vez que nuestra capacidad de ahorro nos lo permita, el objetivo sería ir construyendo una cartera combinando activos de mayor liquidez (fondos de inversión) con otros a largo plazo (planes de pensiones) para hacer buena una planificación patrimonial”.

En su opinión, lo normal es que los inversores más jóvenes prioricen la liquidez y la disponibilidad de sus fondos, por lo que lo ideal sería la inversión en fondos que ofrecen disponibilidad diaria y que les ayudarán a ir conociendo el mundo de la inversión, sus diferentes estrategias, tipos de activos, etc.

Explica el experto de Gesconsult que, “siendo realistas, en la mayoría de casos el acceso a fondos de inversión de estos inversores se reducirá a la gama de producto de su banco, salvo que se tome la recomendable iniciativa de contactar con una gestora de fondos independiente, tras realizar un pequeño estudio de mercado (Unience, Morningstar, Feelcapital, Quefondos...)”

En opinión de los analistas de esta firma, para el próximo año el activo recomendado para este perfil de clientes sería la renta variable española y europea.

QUIZÁ LE INTERESARÍA LEER: “Esta es la cartera perfecta para la situación actual”