Semana de consolidación para los principales índices mundiales, aguantando sin problemas los niveles de soporte. Los datos macro americanos, especialmente los de viviendas y los industriales, siguen siendo percibidos como un problema.
Por su parte, los mercados emergentes, principalmente Europa del Este y Latinoamérica continúan teniendo una notable evolución, una vez superada la crisis de los primeros días de marzo. Y no lo hacen sólo por la propia evolución de los índices, si no por las divisas que se están apreciando en las últimas semanas. El mercado japonés, por su parte, ha sido el que peor comportamiento ha tenido en la última semana. El sector petrolero ha sido el que mejor comportamiento ha tenido en los últimos cinco días. La subida del precio del barril, ha hecho que uno de los sectores que peor comportamiento han tenido en lo que va de año, haya recuperado parcialmente. Datos muy positivos en Europa de acuerdo con el buen tono de la economía europea. El IFO alemán reflejó el optimismo en el sector empresarial al reflejar crecimiento, tanto de la situación actual como de las expectativas. A nivel agregado, mal dato de la M3 en el mes de marzo al reflejar un crecimiento del 10% y revisar al alza el dato del mes anterior. Finalizamos el mes de marzo con datos relevantes a nivel macroeconómico y con numerosas comparecencias desde la Fed. Se publicó el dato final de PIB 4t06 revisándose al alza hasta el 2,5%. Del mercado inmobiliario conocimos los datos de ventas de viviendas nuevas de febrero. Por el lado de la inversión los pedidos de bienes duraderos de febrero decepcionaron nuevamente (2,5% vs 3,5%) mostrando incluso como las expectativas de inversión empresarial futura caen.