Codere está atravesando por su peor situación económica y bursátil. A los continuos intentos de evitar el concurso de acreedores in extremis, se le suma la tendencia tremendamente bajista de la acción. 
Codere ha prolongado por décima vez in extremis el plazo para negociar con sus acreedores y evitar la situación concursal.

Codere comenzó el año anunciando el preconcurso de acreedores por su complicada situación financiera que le incapacitaba para afrontar el pago de sus deudas. Desde entonces ha incurrido en el impago de dos cupones por valor de 42 millones de euros correspondientes a dos emisiones de bonos (bonos que emitió en 2007 y 2012, por valor de 760 millones de euros y 300 millones de dólares, respectivamente). A esto hay que sumarle los 127 millones de la línea de crédito.

Hasta en 10 ocasiones Codere ha suplicado que le den más tiempo y, finalmente el martes de madrugada los acreedores abrieron la manga para que la empresa de juego busque una solución antes de las 5.00 horas del 2 de julio. No obstante, si la mayoría de los titulares de los bonos lo deciden, este acuerdo podrá dejarse sin efecto, con un preaviso de veinticuatro 24 horas, a partir de las 5:00 horas del 18 de junio, ha informado la compañía a la CNMV.

Ante esta funesta situación financiera, la situación bursátil no puede ser peor. La acción es tremendamente bajista a todos los plazos, como advierten los indicadores Premium. Además, a medida que cae el precio, aumenta el volumen, lo que da mayor fiabilidad a las caídas.

codere indicadores premium


Ahora bien, a pesar de su clara tendencia bajista, no aconsejamos ponernos cortos por varias razones: escaso volumen, elevada volatilidad (el gráfico de este año presenta tremendas velas alcistas y bajistas) y porque tiene un firme suelo técnico entre 0,75 y 0,80 euros. Desde que en 2011 comenzara su travesía por el desierto bursátil, ha caído en picado y ya pierde un 91% de valor.

codere largo plazo


A corto plazo, mientras no logre superar los 0,95 euros, por donde pasa la directriz bajista que condiciona sus caídas desde inicios de año, su destino es volver a apoyarse en el soporte de los 0,75-0,80 euros. Más abajo podría ir a cerrar el hueco alcista con origen en 0,65 euros que dejó a comienzos de año.

Apúntese a nuestras alertas para conocer el cambio de ciclo de Codere. 

codere corto plazo